El Sistema de las Naciones Unidas dentro de un panorama cambiante de cooperación para el desarrollo.

13 de marzo de 2012, Nueva York. La Sede de las Naciones Unidas fue propicia para el taller de UNITAR titulado El sistema de las Naciones Unidas dentro de un panorama cambiante de cooperación para el desarrollo, organizado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DAES) y la Misión Permanente de Suiza ante las Naciones Unidas. Cincuenta delegados asistieron para discutir las presentaciones por parte de:

  • Bruce Jenks, antiguo Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Director de la Dirección de Alianzas del PNUD, actualmente profesor miembro de la Universidad de Harvard;
  • Excmo. Le Hoai Trung, Representante Permanente de Vietnam ante las Naciones Unidas y
  • Bjorn Gillsater, Jefe de la Unidad de Análisis del Sistema Multilateral de UNICEF.

El debate fue moderado por Navid Hanif, Director de la Oficina de Apoyo y Coordinación del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) y contó con la introducción y cierre por parte de Yvonne Lodico, jefe de la Oficina de UNITAR en Nueva York.

En su presentación, Jenks hizo énfasis en el obstáculo que representa para las Naciones Unidas el cambio de posiciones de los estados en el contexto de los desafíos mundiales emergentes, como por ejemplo en asegurar el desarrollo sostenible, afrontar conflictos en entornos inestables y enfrentar la globalización de la criminalidad. Jenks observó un cambio fundamental en la relación entre estados, mercados e individuos. En el contexto de la cooperación para el desarrollo, mientras el valor total de la Ayuda Pública al Desarrollo (APD) ha aumentado, su posición relativa ha cambiado de dirección. La influencia de la sociedad civil en la adopción de políticas ha aumentado considerablemente y la innovación científica es ahora mundial. Además, la ONU necesita preguntarse el significado de una institución de conocimiento, cuando las compañías tecnológicas como Google, Facebook y Wikipedia son los principales proveedores mundiales.

Frente a este panorama cambiante, Jenks concluyó que la ONU necesita un reajuste estratégico. La función principal de la ONU en el desarrollo, la Ayuda Pública al Desarrollo, «no es suficiente para resolver todos los problemas». La ONU necesita utilizar la APD estratégicamente para alcanzar sus objetivos predefinidos. Así mismo, el sistema actual de financiamiento de la ONU establece incentivos para que las agencias y programas compitan en base a financiamiento en vez de rendimiento. Mejorar este sistema "requerirá de numerosas alianzas y un modelo más competitivo". Finalmente, el sistema de gobernanza de la cooperación para el desarrollo la ONU «requiere examinar seriamente lo que se pretende alcanzar con la gobernanza». Jenks sugirió que la ONU debería enfocarse en mejorar el desarrollo de países a través de comités de dirección in situ, en vez de tomar decisiones remotas desde su Sede. Para ello, hizo un llamado a mejorar las colaboraciones entre las agencias de la ONU. 

Bjorn Gillsater presentó los resultados de una encuesta de UNICEF que sugiere que las organizaciones multilaterales podrían consolidar mejor sus cooperaciones. Excmo. Le Hoai Trung coincidió con la observación de Jenks sobre el influyente rol de la sociedad civil, haciendo énfasis en que «ésta podía jugar un papel aún más importante a través de consultas, reposicionamiento, implementación, monitoreo y apoyo a las acciones gubernamentales». De ahí que un denominador común de esta sesión fuera la habilidad de las Naciones Unidas para adaptarse a nuevas circunstancias. Navid Hanif indicó creer en la capadidad de la ONU para adaptar sus estructuras y poder afrontar los desafíos del siglo XXI.

(Foto: Excmo. Le Hoai Trung durante la presentación de Bruce Jenks)