La democracia facilita el desarrollo sostenible

La Oficina de Nueva York del Instituto de las Naciones Unidas para Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR) organizó el 1 de septiembre un seminario que exploraba los vínculos entre la democracia y el desarrollo, un tema amplio y complejo en el que la retórica política a menudo reemplaza al análisis racional. Yvonne Lodico, Jefa de la Oficina de Nueva York, presentó las cuestiones que están en juego y preguntó si la democracia constituye un elemento necesario para el desarrollo económico o un obstáculo de cara a las enormes necesidades de desarrollo.

Morton Halperin, antiguo diplomático estadounidense y asesor principal de la Open Society Foundations, partió de la premisa de que para entender el vínculo entre la democracia y el desarrollo, uno necesita entender la naturaleza del desarrollo económico. El desarrollo tiene que basarse en la propia cultura de un país. El Representante Permanente de la India ante las Naciones Unidas, Manjeev Singh Puri, destacó que la India, como mayor democracia del mundo, está realizando su propia reflexión acerca de la democracia y el desarrollo. La India eligió la democracia tras su independencia, ya que era la mejor manera de gestionar la población del país y asegurar un sentido de propiedad del gobierno, sobre todo después de la colonización. Sin embargo, hizo hincapié en que un país necesita instituciones sólidas para desarrollarse, sin importar la forma de gobierno. Pero, ¿significa esto que la existencia de un dictador benévolo podría facilitar que un país alcanzase el desarrollo sin la democracia? Según la opinión de Morton Halperin, China está probando dicha teoría.

Dan Zhang, Consejera de la Misión Permanente de China ante las Naciones Unidas, manifestó su desacuerdo con esta afirmación. Según la Sra. Zhang, el sistema democrático socialista en China está basado en su historia y en su propio entendimiento de la democracia, adaptado a la cultura china. El Partido Comunista chino tiene un enfoque centrado en las personas con el fin de mejorar el medio de vida de su población y del Estado de Derecho. Roland Rich, Jefe Ejecutivo del Fondo de las Naciones Unidas para la Democracia, también señaló que “los Estados en desarrollo” en Asia oriental fracasaron porque adoptaron un modelo de desarrollo basado en el mercado a fin de facilitar el crecimiento económico pero ignoraron a las personas. Por lo tanto, las democracias alcanzan un crecimiento cualitativo y su liderazgo político debe mantener el apoyo popular. Asimismo, se hizo hincapié en que una verdadera democracia tendrá que esforzarse para limitar la corrupción y promover la buena gobernanza.

En general, parece que todo el mundo está de acuerdo en que la democracia facilita el desarrollo sostenible. Asimismo, pudimos comprobar, tras el debate, que la idea de la democracia se adapta de manera distinta según la historia y cultura de cada nación.

El video que se muestra anteriormente está disponible en la Webcast de la ONU.

Para obtener más información acerca del evento visite la  página de eventos de UNITAR.