Líderes pensadores hacen un llamado en favor de un nuevo contrato social

Social Contract event at Rio+20

23 de junio de 2012, Río de Janeiro, Brasil. 

¿Se necesita un nuevo contrato social para afrontar los desafíos del desarrollo sostenible del siglo XXI? Este fue el tema tratado por un grupo de alto nivel tras la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible Río+20. El evento fue organizado por UNITAR y el http://www3.ethos.org.br/www3.ethos.org.br/ con el apoyo de Globo y Planeta, además de contar con el patrocinio de CPFL Energia, Itau y Natura. El debate,  transmitido a través de la radio y la televisión, contó con más de 300 participantes.

El evento reunió a líderes pensadores a nivel internacional con el objetivo de evaluar los resultados de la Conferencia Río+20 y discutir una nueva visión holística para la humanidad y la naturaleza. Basado en las poderosas ideas de Jean-Jacques Rousseau, uno de los eminentes filósofos del período de la Ilustración y de quien se celebra este año el tricentenario de su nacimiento, el grupo hizo un llamado para un nuevo contrato social de los gobiernos, la sociedad civil y demás partes interesadas, para aplicar los resultados de la Conferencia Río+20.

Gilberto CarvalhoEl evento fue inaugurado por S. E. Gilberto Carvalho, ministro en jefe de la Secretaría General de la Presidencia de Brasil, en representación de la presidenta de Brasil, S. E. Dilma Rousseff. Carvalho señaló: «los gobiernos y la sociedad civil necesitan cumplir los compromisos acordados en Río y luchar por el desarrollo sostenible». Un nuevo contrato social debe estar basado en la solidaridad, la inclusión y un nivel adecuado de vida para todos en armonía con la naturaleza.

Entre los diferentes panelistas destacaron:

Paulo Itacarambi Paulo Itacarambi, vicepresidente del Instituto Ethos, quien reconoció en su introducción la alianza con UNITAR en organizar el evento y agradeció a los socios por su apoyo.

Jorge Abrahão, presidente del Instituto Ethos y moderador del grupo, hizo énfasis en que un nuevo contrato social no se puede derivar de una sola mente o un grupo privilegiado sino que debe ser definido a través de un diálogo mundial inclusivo.

Ignacy Sachs Ignacy Sachs, economista mundialmente respetado, subrayó la importancia de fortalecer las capacidades de planificación en todos los niveles para proteger los bienes públicos y alcanzar la justicia. Sugirió: «Cada país define su propio contrato social, pero el mundo también necesita un contrato social mundial a través de las Naciones Unidas». Los objetivos de dicho contrato serían prevenir las catástrofes sociales y asegurar una vida decente para todos, con la seguridad alimenticia y energética como pilares principales. Como medias prácticas, Sachs propuso remover los subsidios a los combustibles fósiles, invertir en energías renovables, establecer un fondo mundial para el desarrollo sostenible, aplicar un impuesto a las emisiones de carbono y nuevos modelos de gobernanza del ecosistema.

André Correa do Lago S. E. André Correa do Lago, jefe negociador de la Delegación de Brasil ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, dirigió la atención de la audiencia sobre dos prioridades generales que surgieron de Río+20: erradicar la pobreza y cambiar los patrones de producción y consumo. Además señaló que el Documento Final de Río incluyó diversas oportunidades de acción e hizo énfasis en que los gobiernos nacionales no pueden avanzar por sí solos. Así mismo, expresó tener esperanzas en que la sociedad civil y otros actores se entusiasmen por el Documento desde una perspectiva ascendente a través de las comunidades, ciudades y demás actores.

Carlos Lopes, Director Ejecutivo de UNITAR, señaló que Jean-Jacques Rousseau fue un agente provocador que luchó contra ideas prestablecidas. Además, señaló que la crítica de Rousseau sobre las desigualdades y su llamado a reconectarnos con la naturaleza ofreció lecciones importantes para las sociedades actuales.  «En el multilateralismo, el cambio fundamental y las buenas ideas requieren de tiempo para ser consolidadas», dijo citando un caso específico de derechos humanos. «Los gobiernos ya no pueden decidir por sí solos y se necesita desarrollar nuevas formas de comprometer a los ciudadanos», sugiriendo que «necesitamos nuevos métodos y procesos para opinar de forma organizada y estructurada en todos los niveles» bajo un nuevo contrato social.

Achim Steiner, Carlos LopesAchim Steiner, Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), indicó que la Guerra Fría socavó el contrato social desarrollado luego de la Segunda Guerra Mundial y consagrado en la Carta de las Naciones Unidas. La Cumbre de la Tierra de 1992 había creado empuje para un nuevo contrato social con conversaciones de gobiernos y la sociedad civil desarrollándose en diferentes foros.  «Los acuerdos alcanzados en Río no son suficientes para cambiar la trayectoria del desarrollo sostenible en dirección a una transición verde e inclusiva», dijo Steiner. A su vez, comparó el Documento Final de Río con una receta a medias que no ofrece un menú completo sino algunos ingredientes. Sin embargo, indicó que algunas provisiones podrían ofrecer una oportunidad para algunos grupos de tomar acción.

AbrahãoRajendra Pachauri, director de The Energy Research Institute (TERI) en Nueva Delhi y presidente del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático, hizo énfasis en la importancia de usar el conocimiento científico para la adopción de políticas. En este sentido criticó que en las conferencias internacionales, como la de Río y aquellas que tratan el tema del cambio climático, los negociadores rara vez consideran la lógica científica. «Ha llegado la hora que el conocimiento se convierta en el conductor principal de acción», dijo Pachauri. También hizo énfasis en que desafíos como el cambio climático requieren de cambios a través de políticas adecuadas que integren la adaptación, la mitigación y el desarrollo sostenible.

A lo largo del debate y la interacción con el público, surgieron diversos puntos e ideas:

  • Las negociaciones en Río se centraron en movimientos tácticos en vez de abordar los objetivos generales.
  • Se requiere de un nuevo contrato social que pueda crear un nuevo paradigma económico y social subrayando los principios de sostenibilidad, igualdad y justicia.
  • Los gobiernos necesitan garantizar la representación de la voluntad popular en vez de los intereses económicos especiales.
  • Se le otorga a la sociedad civil la tarea de ofrecer conceptos alternativos para un nuevo orden económico y social.
  • Nuevas tecnologías ofrecen oportunidades sin precedentes para la participación cívica bajo un nuevo contrato social.
  • El liderazgo puede avanzar un cambio social aun si las estructuras institucionales y las reglas fallen, como fue demostrado por Nelson Mandela y Mahatma Gandhi.
  • Es necesario identificar nueva métrica para medir el bienestar y la felicidad que vaya más allá de los indicadores económicos.
  • Dar el ejemplo es importante, pero se requieren de marcos políticos para crear los incentivos apropiados, por ejemplo, para el reciclaje sistemático.

Reflexionando sobre el futuro y los pasos a seguir, Lopes recordó que Rousseau mismo admitió que no era perfecto y que debía cambiar. Además, sugirió que es hora de que la comunidad mundial cambie su manera de pensar y su actividad para catalizar un cambio innovador. Lopes concluyó invitando a la audiencia a transmitir el mensaje de un nuevo contrato social a través de diversas organizaciones, redes e iniciativas.

Foto 1 (de izquierda a derecha): Jorge Abrahão, Rajendra Pachauri, Achim Steiner, Carlos Lopes, Ignacy Sachs y André Correa do Lago
Foto 2: Gilberto Carvalho
Foto 3: Paulo Itacarambi
Foto 4: Ignacy Sachs
Foto 5: André Correa do Lago
Foto 6 (de izquierda a derecha): Achim Steiner y Carlos Lopes
Foto 7 (de izquierda a derecha): Jorge Abrahão y Rajendra Pachauri