Los esfuerzos de las Naciones Unidas por establecer políticas de desarrollo basadas en hechos y pruebas

2 de mayo de 2012, Nueva York, EE. UU.
 
En la cuarta sesión de la serie sobre la Revisión Cuatrienal Amplia, titulada Perspectivas desde el terreno, dos consultores presentaron los resultados de las encuestas realizadas a los beneficiarios clave de las operaciones de desarrollo de las Naciones Unidas. El foro contó con la participación de alrededor de 60 representantes de los Estados miembros, la sociedad civil y el Sistema de las Naciones Unidas. La serie de reuniones relativa a la Revisión Cuatrienal Amplia es organizada en colaboración con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DAES) y la Misión Permanente de Suiza ante las Naciones Unidas.
 
El mensaje de la reunión fue claro: la información estadística procedente del terreno es un activo invalorable para las discusiones sobre las actividades operacionales de las Naciones Unidas en el proceso de la Revisión Cuatrienal Amplia. Pio Wennubst, Consejero de la Misión Permanente de Suiza ante las Naciones Unidas, subrayó que «la información del terreno es esencial para traducir la Revisión Cuatrienal Amplia en mejores resultados de desarrollo». Marion Barthelemy, jefe de la Subdivisión de Política de Cooperación para el Desarrollo, añadió: «las Naciones Unidas está trabajando para basar esta Revisión Cuatrienal Amplia en hechos y pruebas».

El foro se centró en dos encuestas para indicar las tendencias en la programación y la arquitectura del desarrollo. Chris Ronald presentó los resultados de una encuesta distribuida a los gobiernos, los grupos temáticos de las Naciones Unidas y las organizaciones de la sociedad civil en los países del programa; mientras que Christian Schornich presentó los resultados de una encuesta virtual sobre la simplificación y la armonización de prácticas empresariales a nivel de países.

Ronald hizo éMeetingnfasis en que muchos gobiernos, grupos temáticos y organizaciones de la sociedad civil, se esforzaron para responder las preguntas sobre la eficiencia, eficacia y relevancia de las Naciones Unidas. En general, los tres grupos encuestados consideran a las Naciones Unidas como un ente importante en el ámbito del desarrollo. «Los gobiernos consideran positiva la generación de capacidad de las Naciones Unidas», indicó Ronald.
 
 
Entre los resultados también destacan los siguientes puntos:
 
  • Los encuestados citaron el apoyo de las Naciones Unidas para la creación de instituciones como uno de los puntos más fuertes del sistema de desarrollo de la Organización.
  • Los encuestados indicaron que la eficacia de las Naciones Unidas era visible en la alineación de los objetivos de desarrollo a través del Plan de las Naciones Unidas de Asistencia para el Desarrollo.
  • La eficiencia del sistema de desarrollo de las Naciones Unidas recibió resultados mixtos: algunos gobiernos reconocieron la existencia de duplicación de actividades de las Naciones Unidas en sus países, con una gran proporción de los grupos temáticos indicando que «los órganos de las Naciones Unidas a veces compiten entre ellos por donantes o financiamiento».
  • En general, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) fue considerado como el punto central de las actividades de las Naciones Unidas en el terreno, debido en parte a que es la organización más grande y con mayor presencia en mayor número de países.

La presentación de Schornich se centró en la eficiencia de las prácticas empresariales de las Naciones Unidas en el terreno. Los resultados de su encuesta subrayaron los siguientes puntos:

  • Existencia de posibilidades importantes de armonización de negocios en las operaciones sobre el terreno, como en el ámbito financiero y de recursos humanos.
  • Los grupos temáticos consideraron las distintas normas y reglamentos como uno de los puntos clave que previene dicha armonización. Al respecto, Schornich recordó a los participantes que la «armonización interinstitucional de prácticas empresariales no es un fin en sí mismo. Para algunas funciones empresariales, la armonización de políticas, reglamentos y procedimientos puede no ser factible».

Los delegados subrayaron el beneficio de los resultados de la encuesta para sus procesos de toma de decisiones y sugirieron conducir  encuestas similares con cierta frecuencia para hacer un seguimiento del progreso de las políticas de desarrollo de las Naciones Unidas, especialmente al considerar los resultados del proceso de Revisión Cuatrienal Amplia de este año. Así mismo, los delegados expresaron su agradecimiento por la información y el aprendizaje de las encuestas y del progreso de la Revisión Cuatrienal Amplia.