Negociadores africanos se preparan para Río+20

Rio+20 logo15 de marzo de 2012, Nueva York. A tres meses de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible Río+20, se llevó a cabo en Nueva York una sesión de formación para negociadores africanos sobre técnicas de negociación y posturas en relación a la conferencia. Los negociadores acordaron unirse para un fin común: alcanzar los objetivos de desarrollo económico y social preservando y protegiendo el medio ambiente para las generaciones futuras. El taller, compuesto de cinco sesiones, ofreció a los participantes la oportunidad de alcanzar un consenso y poner en marcha una visión de desarrollo sostenible en África. A este respecto, Yuvan Beejadhur, Asesor de la Oficina del Banco Mundial en Nueva York, impulsó a los participantes a centrarse en los puntos comunes entre ellos, para así encontrar las respuestas políticas que le permitirán a los Estados alcanzar los objetivos de manera conjunta.

Aunque la transición hacia una economía mundial más sostenible ofrece oportunidades de crecimiento, no estará libre de desafíos, como la volatilidad de los mercados, la escasez de agua y la falta de acceso a la tecnología por parte de países en desarrollo. Para ello, Excmo. Henry Djombo, Ministro de Desarrollo Sostenible, Economía Forestal y Medioambiental de la República del Congo y Coordinador de la Posición Común en Río+20, expresó su optimismo en los gobiernos de África para sobrellevar estos desafíos, comparando a los delegados africanos con «soldados listos para el combate y los sacrificios necesarios». Según el doctor Abebe Haile Gabriel, «la economía sostenible es dirigida por la inversión pública y privada; por ello se requiere de diferentes alianzas a nivel local y regional».

Excmo. Baso Sangqu, Representante Permanente de la República de Sudáfrica ante las Naciones Unidas, hizo énfasis en la necesidad de nuevas formas de financiamiento y solicitó el apoyo financiero del Banco Africano de Desarrollo. Anthony Nyong, Gerente de Responsabilidad y Salvaguardias del Banco Africano de Desarrollo, identificó la economía sostenible como «una de las mejores alternativas para retomar el curso del crecimiento en África» y sugirió la creación de un presupuesto para el desarrollo sostenible.

Los negociadores africanos instaron a los Estados miembros de la Unión Africana a identificar de manera clara los resultados deseados tras la conferencia Río+20 antes de diseñar estrategias para alcanzar una economía sostenible. Además, hicieron énfasis en la importancia de ser consecuentes y subrayaron el papel clave que tendrá el Grupo de los 77 durante las negociaciones. Un instructor en negociaciones, en representación de la oficina de UNITAR en Nueva York, guió a los participantes a centrarse en el resultado que deseaban obtener en Río y la mejor alternativa a un acuerdo.