Seminario ejecutivo sobre la responsabilidad social de las empresas en el Foro Mundial de las Joyas

15 de mayo, Vicenza, Italia.  

Durante el Foro Mundial de las Joyas desarrollado en Vicenza, Italia, UNITAR organizó un seminario ejecutivo sobre la sostenibilidad y la responsabilidad social de las empresas. El fin era proveer a los ejecutivos con conocimientos estratégicos para enfrentar los desafíos actuales.

Las dos sesiones fueron organizadas en colaboración con la Confederación Mundial de las Joyas (CIBJO), el Consejo Mundial del Diamante y la Feria de Vicenza. Los temas fueron: el fortalecimiento del Proceso Kimberley a través de la capacitación y el entrenamiento, la joyería ética y la responsabilidad social.

Luego del discurso de apertura por Roberto Ditri, Presidente de la Feria de Vicenza, los participantes de la sesión matutina fueron invitados a reflexionar sobre las necesidades de formación y capacitación para aplicar el Proceso Kimberley, así como a interactuar con un panel de las Naciones Unidas de alto nivel y representantes de la industria.

El panel fue moderado por el Prof. Donald Feaver, de la RMIT University en Melbourne, e incluyó a las siguientes personalidades:

  • Amal Medani, Director Asociado de UNITAR;  
  • Gillian Milovanovic, Embajadora de los Estados Unidos y Presidenta del Proceso Kimberley;
  • Eli Izakhof, Presidente del Consejo Mundial del Diamante; y
  • Gaetano Cavalieri, Presidente de la Confederación Mundial de las Joyas (CIBJO).

Los puntos más destacados de esta sesión fueron:

  • La embajadora Milovanovic reconoció los esfuerzos tomados de manera voluntaria en respuesta a solicitudes particulares de apoyo técnico y entrenamiento. Dijo estar a favor de un método más proactivo y acogió la idea de un debate abierto sobre los posibles caminos hacia opciones formales de asistencia.

Añadió que, aunque el Proceso Kimberley tiene la obligación de aplicar sanciones donde sea necesario, éste no debe ser su objetivo principal sino intentar asistir a los países antes que los problemas se conviertan en crisis. También sugirió que la asistencia voluntaria entre miembros del Proceso Kimberley podía ser formalizada mediante intermediaciones de facto entre las necesidades y las demandas, lo cual debía ser institucionalizado. El objetivo a largo plazo es asistir a los países y resolver asuntos sin señalar a los responsables. Los países deberían tener la oportunidad de mejorar antes que se apliquen sanciones.

  • Eli Izakhof defendió una situación de beneficios para ambas partes: proveer asistencia o educación sin restricciones de trabajo para los objetivos del Proceso Kimberley. Como Presidente del Consejo Mundial del Diamante, indicó que la relación con las Naciones Unidas validaría este proceso, ya que los países lo tomarían de manera más positiva que si fuera asistencia ad-hoc o con fines específicos. Señaló además que una institución como UNITAR es ideal para proveer la capacitación necesaria para fortalecer el Proceso Kimberley.
  • Cavalieri hizo la observación de estar frente a una encrucijada mientras se abrían diferentes puertas. Indicó que el diálogo entre los interesados es de suma importancia y que se debía establecer un sistema para difundir los principios de los Objetivos de desarrollo del Milenio, el Proceso Kimberley y el esquema de certificación.
  • Durante el debate, Seth Klaye, coordinador para Ghana del sistema de certificación del Proceso Kimberley, reafirmo la importancia de la capacitación de evaluadores de diamantes por ser artículos subjetivos. Añadió que las compañías también deberían ofrecer mejor apoyo a las comunidades locales en sus esfuerzos de desarrollo. Mejorar las habilidades para la toma de decisiones debería ayudar a los países en desarrollo a maximizar los beneficios de sus recursos naturales.
  • Alan Martin, Director de Investigación de Partnership Africa-Canada, planteó el asunto de la investigación y la difusión de experiencias de diferentes países.
  • Andrew Bone, Director de Relaciones Internacionales de De Beers, sugirió un mini-Proceso Kimberley en un contexto doméstico mediante la capacitación, empezando a nivel local.

Al final de la sesión, Milovanovic invitó a UNITAR a participar en una reunión especial del Proceso Kimberley en junio.

 

Durante la sesión de la tarde, sobre ética y responsabilidad social, los participantes discutieron sobre principios internacionales, directrices y estándares relativos a la responsabilidad social.

El panel, moderado por François Loriot, Vicepresidente de la Asociación Internacional de Formadores sobre los Objetivos de desarrollo del Milenio, estuvo compuesto por:

  • Ludo Van Campenhout, Vice Alcalde de Amberes;
  • Aurélie Rumas, Directora del Centro de Entrenamiento Fair Gems;
  • Marc Dole, Fundador de Fair Gems;
  • Don Feaver y Benedict Sheehy de la RMIT University de Melbourne;
  • Gaetano Cavalieri, Presidente de CIBJO; y
  • Jocelyn Fenard, especialista sobre la sostenibilidad y la responsabilidad social de las empresas de UNITAR y gerente de Antwerp-ITCCO.

A lo largo de los últimos 10 años, se ha invertido en la formulación de estándares para las prácticas responsables de las empresas, dentro y fuera de las industrias del diamante y la joyería. Esto se ha logrado en gran medida a través de un método orgánico para poder responder a asuntos específicos.

Durante la discusión, el tema de la comunicación y la confianza del cliente fue subrayado como un punto crítico en la industria de la venta de joyas. Las opiniones destacadas de esta sesión fueron:

  • Van Campenhout dio un ejemplo de las actividades en Amberes en el campo de la responsabilidad social de las empresas, recordando a los participantes que la ciudad es anfitriona del Centro Internacional de Formación para Oportunidades Corporativas de UNITAR. La ciudad de Amberes solicitó recientemente a UNITAR asistirles en identificar los sistemas de etiquetado y las herramientas de la responsabilidad social de las empresas que les permitiran tener un sistema de venta justo y sostenible, según los Objetivos de desarrollo del Milenio.
  • Rumas presentó como caso de estudio el proyecto piloto de Fair Gems en Sri Lanka, basado en Pacto Mundial, que garantiza el comercio justo de piedras o gemas de colores desde la mina hasta el cliente.
  • El Prof. Feaver definió la responsabilidad social corporativa desde una perspectiva legal como «las acciones corporativas que parecen buscar un bien social más allá de los intereses de la empresa y los requerimientos legales». Mencionó que hay diversas reglas de múltiples fuentes compiladas en el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que dirigen los códigos corporativos.
  • Por su parte, el Prof. Sheehy la definió como un agente organizacional de cambio que fomenta el cambio cultural en cuanto a la operación de las empresas, combinando los beneficios internos y externos.
  • Cavalieri reafirmó el papel de CIBJO en informar a los clientes acerca de los productos en venta. CIBJO busca proveer herramientas para sus miembros para ayudarles a aumentar la confianza en la industria y a lo largo de la cadena de suministro, desde la mina al consumidor final.

Los participantes acordaron que la responsabilidad social de las empresas se aplica tanto al sector público como al privado. Fenard concluyó la sesión mencionando que UNITAR planea desarrollar programas de capacitación que combinen formación teórica y práctica sobre la responsabilidad social de las empresas, para así permitir su aplicación a través de todo el proceso de producción, desde la minería artesanal a los joyeros vendedores.