UNITAR organizó un debate para evaluar las oportunidades y los retos de la economía verde

23 de marzo de 2012, Nueva York. UNITAR organizó el Foro de Preparación a Río (RPF por sus siglas en inglés) con el fin de evaluar las oportunidades y los retos de la economía verde. El evento contó con la participación de alrededor de 40 delegados de diferentes Estados Miembros así como de representantes de las Naciones Unidas y la sociedad civil.

UNITAR Rio Preparation Forum

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la compañía danesa de biotecnología Novozymes, patrocinaron el evento para explorar el papel de las alianzas entre los sectores público y privado y la energía verde. Expertos de las Naciones Unidas, la sociedad civil, el sector privado, así como representantes de la Misión Permanente de México, de Botsuana y de Nueva Zelanda, dirigieron debates sobre la economía verde, especialmente en el contexto de Río+20 y los objetivos de desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.

 

La sesión de apertura introdujo los desafíos para la transición hacia una economía verde, desde las perspectivas del sector público, privado y académico:

  • Santiago Lorenzo Alonso, Director General Adjunto para los Acuerdos Multilaterales del Medioambiente de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México, presentó una visión general del proceso de negociaciones dentro de una economía verde, animando a los participantes a pensar sobre el futuro de la humanidad en los próximos 20 años.
  • Ben Cashore, profesor de la Escuela de Ciencia Forestal y Estudios del Medio Ambiente de la Universidad de Yale, advirtió que «la economía verde no solo traerá soluciones de ganar-ganar, así que el reto es distinguir entre éstas y nuestro trabajo».
  • Novozymes promocionó los objetivos de la compañía para una bio-economía con el fin de mostrar los vínculos entre los negocios y el cumplir con los estándares medioambientales.

 

El panel de expertos sobre la Transición a una economía verde: cooperación entre el sector público y privado, contó con la participación de:

  • El Excmo. Charles Ntwaagae, Representante Permanente de Botswana ante las Naciones Unidas y vicepresidente de la Oficina del Proceso Preparatorio de Río+20, señaló que la economía verde debe basarse en compartir conocimiento y el acceso a tecnologías para implementarla.
  • Steven Stone, de PNUMA, indicó que la economía verde es acerca del bienestar y el crecimiento inclusivo, tomando en cuenta a todos los ciudadanos.
  • Michael Herrmann, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA por sus siglas en inglés), instó a los participantes a no pensar en términos de silos como punto de partida para el bienestar de la humanidad.
  • Nikhil Chandavarkar, del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DAES), al estableciendo una comparación con la Cumbre para la Tierra de 1992, advirtió que «no podemos esperar otros 20 años y necesitamos pensar de manera holística».
  • Anne Marie Sloth Carsen, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), invitó a los participantes a llevar la gobernanza a nivel de los países donde el sistema de las Naciones Unidas puede asistir a implementar una economía verde.
  • Finalmente Mustapha Kamal, del PNUMA, evaluó que la transición hacia una economía verde está integrada al crecimiento.

 

En la sesión sobre las oportunidades para una economía verde, se discutieron los siguientes puntos:

  • El Excmo. Jim McLay, Representante Permanente de Nueva Zelanda ante las Naciones Unidas, hizo énfasis en la necesidad de un método pragmático, argumentado que «no hay una solución única pero necesitaremos un método flexible para alcanzar los objetivos de la economía verde», donde las oportunidades de integridad medioambiental y crecimiento económico vayan de la mano.
  • Rama Rao, jefe de la Oficina de Nueva York de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), aconsejó a los delegados sobre los elementos de propiedad intelectual requeridos para acceder a las tecnologías verdes.
  • Gary Fowlie, jefe de la Oficina de Nueva York de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), se centró en las tecnologías de información y comunicación para la energía verde.
  • Krista Singleton-Cambage, The Nature Conservancy (TNC por sus siglas en inglés), hizo énfasis en la necesidad de integridad y un método holístico para resolver los retos operacionales.
  • Finalmente Paul Dickinson, del Carbon Disclosure Project, hizo un llamado enérgico a las economías emergentes para utilizar soluciones tangibles.