UNOSAT aplica la informática de colaboración para la información geográfica

UNOSAT siempre ha abrazado el compromiso público para mejorar las aplicaciones de los satélites y la tecnología de mapeo. Ya en 2006, UNOSAT, el CERN y la Universidad de Ginebra se unieron para explorar el potencial de la cartografía participativa mediante las experiencias del CERN en la informática de colaboración y la filosofía de colaboración de la física de las partículas. En julio de 2006, se hizo público el primer experimento “crowdsourcing” bajo el nombre de Africa @ home. A partir de este evento, los tres socios, unidos por la Universidad de Berkeley y otros colaboradores y patrocinadores del mundo de la ciencia y la tecnología, crearon el Centro Ciudadano Cyberscience (CCC).

Mediante el aumento de la experiencia en la cartografía participativa y otros métodos de colaboración en la recogida de datos, UNOSAT ha adoptado desde sus principios el "crowdsourcing", especialmente en su servicio humanitario de cartografía urgente, creado en 2003. Los beneficios de la cartografía de colaboración se han hecho más evidentes en los últimos años. UNOSAT ha tomado provecho de estas ventajas, especialmente en las operaciones de respuesta en Myanmar, África Occidental, Pakistán y Sudán. En base a estas experiencias positivas, UNOSAT está trabajando para potenciar su relación con las actividades de "crowdsourcing" a través de colaboraciones innovadoras con especial atención a la aplicación de las últimas tecnologías.

Cuando el ciclón Nargis devastó Myanmar en mayo de 2008, UNOSAT hizo participar a decenas de voluntarios proporcionados por GISCorps para llevar a cabo la cartografía y la evaluación de los daños mediante imágenes de satélite de alta resolución difundidas a través de Google Earth. Esta actividad implicó a varios grupos de voluntarios de GISCorps distribuidos por todo el mundo, que revisaron las imágenes de miles de kilómetros cuadrados de tierra en busca de signos de destrucción, y digitalizó 6500 características en una semana, ofreciendo datos valiosos para la ayuda humanitaria y la reconstrucción, así como lecciones cruciales para el futuro de las actividades de "crowdsourcing".

Otro esfuerzo importante fue el mapeo de la extensión de las inundaciones en África Occidental en septiembre de 2009, a petición de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). En este caso, UNOSAT se benefició directamente de los datos geoespaciales disponibles y producidos localmente en los barrios y ciudades, y de las redes de transporte que fueron producidas por voluntarios a través de Google Map Maker. Esta experiencia marcó un punto de inflexión en el uso de datos básicos procedentes de voluntarios expertos en análisis de mapas, ya que se hicieron disponibles datos muy detallados y precisos sobre las condiciones locales casi al instante y sin costo alguno. Este tipo de datos es tal vez la contribución más valiosa de la población local a la cartografía y al análisis para responder a desastres naturales y evaluar los daños utilizando imágenes de satélite, ya que los analistas necesitan menos tiempo para la elaboración de mapas de base, permitiendo así una producción más rápida y proporcionando más tiempo para el trabajo analítico sólido.

El devastador terremoto de 2010 en Haití tuvo como respuesta un gran esfuerzo y una variedad sin precedentes de actividades de "crowdsourcing". UNOSAT estuvo muy involucrado en la evaluación de los daños y las actividades de análisis a través de los datos facilitados por la población y mediante la síntesis de las lecciones aprendidas de emergencias anteriores. El trabajo se llevó a cabo de manera integrada y participativa, y en él participaron el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea y el Banco Mundial-GFDRR, el Centro Nacional de Haití para la Información Geoespacial, Swisstopo y la Universidad de Zurich. Este esfuerzo general combinó el análisis de imágenes por parte de especialistas de cartografía general con otra información proveniente de la población. Mediante la combinación de información disponible sobre la construcción previa al terremoto a partir de imágenes de satélite con los topónimos y los vectores de la carretera de Google Map Maker, vectores adicionales carretera de Open Street Map y otros datos, UNOSAT y las organizaciones asociadas fueron capaces de producir un atlas completo de evaluación de los daños que aún está sirviendo como fuente de información para la reconstrucción de Haití y las actividades de ingeniería en la actualidad.

La evolución del “crowdsourcing” está principalmente vinculada al mapeo de elementos básicos, tales como nombres de lugares y características principales. Sin embargo, se está desarrollando una investigación en UNOSAT y en los puntos del Centro Ciudadano Cyberscience con el fin de desarrollar enfoques científicos más sólidos basados en la informática de colaboración. Estos pueden resultar ser el caldo de cultivo para soluciones apoyadas en la población y en “la nube” para la evaluación de daños y la elaboración de cartografía temática sofisticada.

El equipo de UNOSAT y sus colaboradores están desarrollando funciones adicionales. GEO-FOTOS es un ejemplo de cómo una aplicación para Android se puede utilizar para geolocalizar de forma automática (etiquetar) fotos y cambiar el tamaño de acuerdo al ancho de banda para luego enviarlos a un servidor web, todo pulsando un botón. En el servidor web, se indica en el mapa la ubicación de la foto y se puede valorar con más detenimiento, compartirla con otros individuos o grupos y también cargarla en alta resolución si fuera necesario. Hasta el momento, esta herramienta ha sido utilizada con éxito en Haití, Pakistán y Nigeria.

UNOSAT y los Laboratorios de Hewlett Packard están trabajando en una prueba en el mismo ámbito para aplicar el geoetiquetado de “crowdsourcing” proveniente de la información en línea a la planificación territorial y a los mapas de cubiertas terrestres, así como a las situaciones de crisis. Este experimento explora los usos adicionales de la herramienta de HP Glöe de geoetiquetado, actualmente en prueba en los laboratorios de HP.